lunes, 19 de julio de 2010

Apuntes de periodismo,1. Lo que nunca hay que hacer

(Primera publicación: 8 de septiembre de 2009). El equipo de comunicación de Zapatero ha dado a conocer hoy lunes 19 de julio que el presidente no acudirá este año a la fiesta anual que los sindicatos mineros celebran cada septiembre en Rodiezmo (León). Según parece, no debe estar el horno para bollos. La noticia me da pie para rescatar un post de los muchos que desaparecieron de la red cuando el pasado junio me eliminaron el anterior blog "Las carga el diablo": Esta es la entrada con la que inauguré la sección "Apuntes de periodismo"

------

Hace tiempo que pensaba incluir aquí de vez en cuando un apartado que estuviera dirigido a los estudiantes de periodismo. Un modesto hueco dedicado a mostrarles qué cosas de las que observan con frecuencia en los medios no se deberían hacer nunca. Qué cosas no se deberían hacer si queremos llamarnos periodistas, preservar la poca dignidad que pueda quedarle al oficio y mirarnos al espejo cada noche sin que se nos caiga la cara de vergüenza por lo que hayamos hecho o dicho durante el día.

Mira por dónde, el inefable diario El Mundo me brinda la oportunidad de inaugurar la sección. Aquí tenéis la foto que publicó este lunes siete de septiembre abriendo en portada a cinco columnas y con este titular: "El Psoe jalea puño en alto que Zapatero suba los impuestos"


La agencia Reuters ha denunciado que tal foto no corresponde a ninguna de las que distribuyeron entre sus abonados, que se trata de la suma de estas dos:


Como puede fácilmente comprobarse, Zapatero no tiene el mismo gesto en las dos fotos. ¿Qué ha pasado ahí? Cuando yo estudiaba periodismo a este tipo de descaros le llamaban manipulación. O montaje, como a tantas cosas ha llamado el mundo a lo largo de su historia (recuérdese, p.e., el caso Exuperancia). Claro que si el montaje lo hace el mundo, a lo mejor hay que llamarlo servicio público, o "pequeño retoque en aras de un país mejor". Un país en el que si no hay más remedio que tolerar a los rojos, al menos que no levanten el puño, hombre. Que lo levante Alfonso Guerra que ya está mayor el buen señor vale, pero niñas de treinta años como Pajín o Aído, eso ya... Y si para ilustrar este discurso hay que manipular, pues se manipula ¿no es eso?



Lo dicho, amigos aspirantes a periodistas: aquí os dejo un bonito ejemplo de lo que nunca debéis hacer cuando trabajéis en esto si tenéis un poco de vergüenza

J.T.

2 comentarios:

  1. Gracias, Javier. tenemos muchos más ejemplos de lo que no hay que hacer, ¿verdad?

    ResponderEliminar